Publicado: Jueves, 20 Septiembre 2018

 

 

 

 

APRENDER EN UNA RELACIÓN EDUCATIVA QUE ACOMPAÑA, INTEGRA Y HACE CRECER.

 

 

Alumnos de 6 y 7 realizaron trimestrales en conjunto con las seños, de manera muy creativa... Integrando las áreas con juegos didácticos en los que participaron Nível Inicial, Primer Ciclo y Segundo Ciclo.  La kermes tiene como intención principal poner a los alumnos en contacto con situaciones que les permitan aplicar el “saber hacer” incentivarlos y estimularlos en su capacidad creadora e investigadora. Procurar por medio de la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos a través de la enseñanza diaria, que los mismos se afiancen.

 

Una kermés (compuesto de kerk, iglesia, y mis, misa, festival de iglesia) es una fiesta popular, generalmente barrial o de vecindario, que incluye puestos de juegos de destreza, juegos infantiles, puestos de comida y bebida, sorteos y números artísticos, que se utiliza en muchos lugares (escuelas e iglesias, habitualmente) para recaudar fondos a favor de distintas causas o proyectos benéficos, artísticos o de acción social.

Estas tareas lograrán la integración entre los contenidos de manera tal que el alumno se sienta parte del proyecto y compruebe que sus actividades escolares pueden adquirir una trascendencia mucho mayor de la que le otorga su trabajo en el cuaderno. El objetivo del proyecto también radica en la necesidad de que los alumnos interactúen con sus pares, tomen decisiones, reflexionen, respeten y valoren las ideas ajenas, sean solidarios y colaboradores en el trabajo grupal y puedan aprender de ello. El juego es una actividad propia del ser humano, que adquiere diversas formas de acuerdo con cada contexto sociocultural, época y lugar.

Los chicos son felices cuando juegan y este reconocimiento justifica, sin dudas, incluir el juego en la elaboración de un proyecto educativo así como la centralidad que pueda tener en él.

Fuente: docente Judith Quiroga